Simplemente, agradecido…

A todos aquellos que llamaron, escribieron y estuvieron junto a mí en estos momentos de dolor. A las y los que me acompañan en este duro trance de vivir sin esa flor que me iluminaba, a los que no les importó la distancia para estar cerca mío y a quienes se olvidaron de este humilde …