Volver a respirar…

Volver a respirar… Después de mucho tiempo, me largo a escribir porque era algo necesario para mi salud y para quienes me quieren.

Mientras el pucho sigue humeando el ambiente, van fluyendo las palabras necesarias para transformarlas en oraciones simples y concretas. Y este regreso al teclado se venía demorando demasiado.

Y el impulso es fuerte cuando proviene de amigos o compañeros con los cuales hemos compartido reuniones, marchas o actos. Hoy, la cuarentena nos deja solamente expresarnos por la web aunque algunos y algunas se animan a andar por la calle. Inclusive sin tapabocas. No tienen idea de la gravedad de la situación sanitaria en la que nos encontramos.

Siento un soplo de aire fresco por mis neuronas. Renacen proyectos que estaban sepultados por la depresión que me aqueja. No es poca cosa. Entender esto, cuesta bastante pero hay que estar en mi pellejo para ello.

Y se vienen textos interesantes sobre la realidad argentina, latinoamericana y mundial. Pero también hay que sostenerlo en el tiempo, tanto con mi esfuerzo como con el de ustedes, para que rinda frutos materiales e intelectuales.

Si bien la mayoría de los contenidos van a ser gratuitos, algunos necesitarán de vuestra colaboración. Ya sea en forma de libros virtuales o de algún folletín que ya estará publicado en esta web.

Soy libre. Respiro. Mis neuronas se relajan. Mi cuerpo también. Estamos empezando una nueva etapa y eso es lo importante…

Dejá una respuesta